Quienes Somos PDF Imprimir E-mail

La actividad de la Iglesia se centra en tres ejes fundamentales: evangelización, celebración y servicio. De esta forma se viven los carismas de todo cristiano como sacerdote, profeta y rey, condiciones que con el Sacramento del Bautismo recibimos y tenemos de forma permanente.
Cáritas es la organización con la que la Iglesia Católica pone en práctica el servicio, expresando el amor preferencial de Dios por los más pobres.
El trabajo que lleva a cabo Cáritas parte del mismo amor de Jesucristo hacia los más desfavorecidos, tratando de hacer realidad el encargo de Él recibido: “… cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.” (Mt. 25,40), y queriendo colaborar en la construcción del Reino de Dios.

 

2. ORGANIZACIÓN.

Para poder desarrollar su labor, Cáritas precisa de una organización que asegure su presencia cerca de las necesidades y que, a la vez, sea vehículo del compartir material y personal.
La importancia de la organización en la acción caritativa, tanto dentro de la estructura propia de la Iglesia como con otras organizaciones, ha sido puesta de manifiesto por en diversas ocasiones, tanto por S.S. Juan Pablo II en sus encíclicas Sollicitudo rei socialis y Ut unum sint, como por S.S. Benedicto XVI en su encíclica Deus caritas est, donde expresa: “…la disponibilidad de la Iglesia católica a colaborar con las organizaciones caritativas de otras Iglesias y Comunidades eclesiales, puesto que todos nos movemos por la misma motivación fundamental. (…) para un mejor desarrollo del mundo es necesaria la voz común de los cristianos, su compromiso para que triunfe el respeto de los derechos y de las necesidades de todos, especialmente de los pobres, los marginados y los indefensos.” (Nº 30)
Nuestra organización tiene un carácter territorial, encontrándonos con las siguientes entidades:

  • Cáritas Parroquial.
  • Cáritas Interparroquial.
  • Cáritas Diocesana.
  • Cáritas Regional.
  • Cáritas Nacional.
  • Cáritas Internacional.

 (ir a Entidades de Cáritas)

  De esta forma, podemos estar presentes en cualquier lugar donde surge la necesidad humana.
Para más información, pulsar aquí:

    3. COMUNICACIÓN DE BIENES.

La Comunicación Cristiana de Bienes es expresión de la comunión eclesial y signo de su vitalidad. Todos estamos llamados a aliviar a los que sufren, no sólo con lo que nos sobra, sino con lo que nos es necesario.
Compartir los bienes económicos es una expresión de amor, a la vez que es cauce de participación de las comunidades cristianas en la labor caritativa. No es el único cauce de financiación de la organización de Cáritas, pero sí es la forma en que manifestamos los cristianos nuestra apuesta por una solidaridad efectiva y tangible.
Partimos de la vida de la primera comunidad cristiana: “Nadie consideraba sus bienes como propios, sino que todo lo tenían ellos en común. (…) No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de las ventas, y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad.” (Hch. 4,32-35)
En nuestro caso, las colectas de los primeros domingos de cada mes son entregadas por las Parroquias de la ciudad de Jaén a Cáritas Interparroquial, quien a su vez entrega una parte a Cáritas Diocesana.


    4. ESTATUTOS Y REGLAMENTOS

Descarga del archivo completo en pdf

 

    5. ORGANIGRAMA

Descarga del archivo completo en pdf



 
Buscar
Acceso usuarios