Noticias
Noticias - ENTREVISTA A RAFAEL LÓPEZ-SIDRO PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
Noticias
COLECTAS
JAEN Y LAS DROGAS-
JIENENSES EN EL UMBRAL DE LA POBREZA
APERTURA ALBERGUE STA. CLARA TODO EL AÑO
HOGAR DE LOS SIN TECHO
ENTREVISTA A RAFAEL LÓPEZ-SIDRO, DIRECTOR DE CARITAS DIOCESANA
BENDICIÓN CENTRO JORDÁN
Todas las páginas

 

 Fuente: DIARIO VIVA JAÉN  -  7-6-2010 JAÉN / DESAYUNOS CON EL DIRECTOR DE CÁRITAS DIOCESANA

Cáritas ayuda en la ciudad a más de 20.000 personas

"La realidad supera a la ficción", asegura el director de Cáritas Diocesana en Jaén, Rafael López-Sidro, cuando es preguntado por la realidad social que está viviendo la capital jienense.

La confederación oficial de las entidades de acción caritativa y social de la Iglesia católica trabaja en una "infinidad" de campos, siendo el servicio asistencial de atención primaria el que más esfuerzo les está conllevado. Esto es así debido a que en la provincia atienden a 30.000 personas necesitadas de alimentos y prendas de vestir, y de éstas, 20.000 son de la capital (en torno a 5.000 familias de la ciudad). "El año pasado atendíamos a 5.000 personas más que en 2008 y en 2010, lamentablemente, superaremos las cifras del año pasado" confesaba Rafael López-Sidro.

Y es que ante un panorama "muy difícil" hay que buscar soluciones que beneficien a los necesitados. Durante el primer trimestre del año no han recibido alimentos de la Unión Europea. En los últimos quince días han llegado 123.000 kilos de alimentos que se han de repartir entre 30.000 personas en un mes y medio. "Estamos dando una bolsa de alimentos por familia y mes, y si la familia es numerosa se la damos cada quince días, por lo que las necesidades no están cubiertas", recordaba.

Por ello, a la apertura del comedor de la Parroquia de Belén y San Roque se sumará en breve el de la Parroquia de San Ildefonso, en unos locales alquilados, en los que se les dará desayuno y ducha a los necesitados. Ante un perfil cambiante, éste se está evidenciando además en las personas acogidas en la Casa de los Sin Techo, que funciona "muy bien", pero que "como no había ocurrido antes, ahora están entrando personas cada vez más jóvenes".

En la detección de nuevos casos de personas necesitadas juegan un papel fundamental las cáritas interparroquiales. Cuando una persona pide ayuda se pregunta en la parroquia a la que pertenece por su situación, siguiendo un protocolo de actuación ante sus necesidades. Actualmente, son "muchas las familias de clase media que se ven en esta situación", apuntando López-Sidro que el "principal problema ha sido las deudas por los préstamos hipotecarios ante una situación de desempleo como la actual". Y es que si antes se podía diferenciar la situación por los barrios de la ciudad, actualmente "en ninguna parroquia de barrio se puede decir que no haya familias necesitadas".

Además de quienes llaman a las puertas de Cáritas, los voluntarios buscan a los denominados 'pobres vergonzantes', a los que atienden y enseñan un protocolo de actuación. Éste último también se aplica con el programa de empleo y formación de Cáritas Diocesana, en el que se está trabajando para mejorarlo e incrementarlo. El año pasado fueron atendidas 1.200 personas, con las que aún siguen trabajando, y han conseguido emplear un total de 302 ciudadanos.

Con más de 2.000 voluntarios en la provincia y en torno a 500 en la ciudad, desde Cáritas aseguran que "hay crisis económica, pero también una crisis de valores muy seria". De ahí que asegure que al ser humano hay que valorarlo en su integridad y "hay que arbitrar los instrumentos políticos, sociales y económicos para que sean encauzados al desarrollo integral de una persona". Sin embargo, la valoración desde Cáritas Diocesana sobre las administraciones públicas es que "mantienen una actitud muy buena, pero a la hora de la verdad no hacen nada".

Ante esta situación, Rafael López-Sidro recuerda que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía le adeudan dinero por los costes de la campaña de atención a inmigrantes durante la recogida de aceituna. Y es que sólo la apertura del convento de Santa Clara costó a Cáritas Diocesana en torno a 35.000 euros. Ahora trabajan con una actitud previsora ante la próxima campaña.

"No se puede dar lugar a la improvisación, sino a una organización seria y coordinada", dijo. Además, estas mismas instalaciones están siendo acondicionadas para la creación de tres nuevas empresas que darán empleo a entre 70 y 90 personas.

Por la modernización y en contra del aborto
Una de las líneas de trabajo de la Cáritas Diocesana de Jaén es la modernización de las instalaciones, dando un primer paso con la informatización de éstas para que los casos atendidos en una localidad sean conocidos de antemano y rápidamente por los voluntarios que trabajan en otro municipio o capital.

En cuanto a la juventud, el director de Cáritas asegura que necesitan contar con personas más jóvenes, reconociendo que están trabajando de “forma equivocada de cara a la juventud”. Esto es así, explicaba, porque “nos juntamos los mayores para planificarles la vida sin contar con ellos”.

De ahí que se esté trabajando para preparar un lugar de reunión para la juventud y ofrecerles proyectos sobre los que trabajar. “Quiero profundizar en la formación de los voluntarios, ante personas con una media de edad alta y que han de saber que el talante y el trato de acogida a las personas necesitadas tiene que ser exquisito y tener vitalidad para hacerle el seguimiento. Por eso buscamos también a gente joven”, dijo.

La delegación jienense de Cáritas Diocesana va a poner en marcha una Plataforma para la defensa de la vida con la ayuda de otras siete organizaciones y asociaciones. Se redactará un proyecto de atención para las jóvenes embarazadas y sin recursos que no quieran abortar. En estos momentos, Cáritas trabaja con cinco chicas.

De esta forma, se les ofrecerá un lugar de acogida en un piso preparado para ellas, donde serán atendidas por una trabajadora social y donde recibirán ayuda psicológica y médica, además de social, para trabajar en su preparación como futura madre. “Si tiene duda sobre su maternidad la convenceremos de que puede sacar adelante a su hijo, facilitándole un plan de trabajo hasta que se sienta preparada”, concluyó Rafael López-Sidro.

Perfil de la persona que pide
Los préstamos hipotecarios han provocado que las familias en situación de desempleo hayan recurrido a Cáritas para pedir alimentos, pagar un recibo o evitar un desahucio. El perfil del ciudadano con el que trabaja Cáritas ha cambiado, incluso en la Casa de los Sin Techo, con gente cada vez más joven.

La crisis se nota con los donativos
En los últimos meses se ha notado un descenso en el número de donativos, que aún siguen ofreciéndose, pero en menor medida. “Las donaciones privadas no han aumentado y tampoco las colectas”, dijo Rafael López-Sidro, sin embargo, la última voluntad de muchos ciudadanos es dejar la herencia a Cáritas Diocesana.

Por la formación y colaboración
El director de Cáritas asegura que a pesar de que la implicación de los voluntarios es alta es necesaria una mejor formación para la atención en los diferentes programas puestos en marcha. Igualmente, busca colaboración y mantiene un línea de trabajo abierta a proyectos conjuntos con otras ONGs.



 
Buscar
Acceso usuarios